Searching for Wallace Bryant: (I) Su carrera americana

El primer jugador nacido en España que alcanzó la NBA no fue Fernando Martín. Ahora que he conseguido su atención le desvelaré el truco.

Wallace Gordon Bryant nacía en la base de Torrejón de Ardoz, Madrid, un 14 de julio de 1959. Había nacido técnicamente sobre suelo español, pero en realidad era el ejército de Estados Unidos el que explotaba esa base. Este hecho nos remito al acuerdo de España y Estados Unidos de 1953. Entonces, España era un país sumido en la pobreza de la postguerra, aislado internacionalmente y en el que todavía se usaba la cartilla de racionamiento. Sin embargo, el franquismo tuvo la suerte de que la situación internacional cambiase con la erección del telón de acero. Franco, furibundo comunista, veía así cumplida la máxima del enemigo de tu enemigo es tu amigo. Así, el acuerdo daba un respiro económico a España, pese a que su montante fue muy inferior a las ayudas otorgadas por el Plan Marshall en otros países de la zona. Un plan que fue vetado en España, cuando curiosamente no se vetó a los países comunistas, aunque la URSS impidió que se acogieran a él. A cambio, el gobierno cedía varios territorios para la construcción de bases militares. Las principales eran las aéreas de Zaragoza y Torrejón y la aeronaval de Rota, Cádiz.

base
Imagen de la base de Torrejón de Ardoz (Madrid)

Seis años después del acuerdo nacía nuestro protagonista. Hemos de suponer que sus padres debían tener un físico imponente ya que Wallace Bryant alcanzó el 2’13 de estatura. Su trayecto en España (el primero) no debió de durar mucho. Curso estudios en el instituto Emerson de Gary, Indiana, estado por antonomasia del baloncesto en Estados Unidos. Por cierto que Gary es la localidad natal de los Jackson Five y es más que probable que coincidiese en ese instituto con Michael Jackson, solo un año mayor que él. Procede de la misma localidad que otros jugadores que han jugado en la NBA, como Glen Robinson, “Big Dog”, todo un número 1 del draft.

Tras su pasó por el High School, fue a parar a la Universidad de San Francisco, donde unas décadas antes había jugado el mítico Bill Russel, llevando a los Dons al título. Allí coincidió con un futuro campeón de la NBA como Bill Cartwright, que era el absoluto jefe de este equipo, y al que Bryant daba minutos de descanso en el puesto de center. Los Dons llegaron a segunda ronda del torneo de la NCAA tras vencer a la BYU de Danny Ainge, pero perdieron ante la UCLA de Kiki Vandeweghe.  De sus 6 puntos y 5 rebotes del primer año, pasó a promediar un doble-doble en el segundo, 13 puntos y 10 rebotes aprovechando que Cartwight se había ido a la NBA y le había dejado como center titular. Eso sí, pese a vencer en la West Coast Athletic Conference, no participaron en el torneo final de la NCAA.

En su año junior promedió 16 puntos y 9 rebotes, mientras que en su año senior volvió al doble doble con 15 puntos y 10 rebotes. Bryant era la segunda opción defensiva por detrás de Quintin Dailey. Dailey de hecho fue elegido como All American en 1982 junto a Worthy, Ralph Sampson, Sleepy Floyd y Terry Cummings. Asimismo, tuvo una carrera interesante como escolta en la NBA, con 10 temporadas entre Chicago (donde pasó a ser suplente tras la llegada de Jordan), Clippers y Sonics. En su mejor temporada llegó a promediar 18 puntos por partido.

En esos dos años los Dons se clasificaron para el Torneo de la NCAA pero cayeron en ambas ocasiones en primera ronda. En 1981 ante la Kansas State de Rolando Blackman y en 1982 frente a Boston College. A Bryant lo conocemos de su posterior época en Europa donde se abonó al 20+10. Con tiro en ataque y con su altura le daba para dominar, pero para la NBA le faltaba más dureza. Bryant consiguió ser dos veces All Conference en su estancia en los Dons.[1]

Bryant fue escogido en la segunda ronda del draft de 1982 por Chicago Bulls. Era una elección bastante alta ya que era la séptima elección de esa ronda, siendo el 30º jugador seleccionado. Sin duda su altura de 7 pies ayudaba a su elección, así como había desarrollado unos buenos años en San Francisco. El Chicago Tribune le dedicaba un artículo el 4 de julio de 1982, tras su elección en el draft por los Bulls. Su entrenador en Gary, Earl Smith destacaba el gran camino que había recorrido y expresaba que Bryant aún no había alcanzado todo su potencial, pese a que el jugador que había llegado al instituto carecía de muchos fundamentos. Bryant expresaba el placer que era ser drafteado por los Bulls: “It’s a blessing in disguise to be drafted by the Bulls. I’m glad i didn’t go in the first round. In Chicago, i know the área, I know some of the players personally –Orlando Woolridge and David Greenwood- and i’ll have an opportunity to learn from one of the greatest centers in the game, Artis Gilmore”. La gerencia de los Bulls, representada por el General Manager, Red Thern, se sentía afortunada de haber podido draftear a este gigante en la segunda ronda. Bryant debía que podía aportar velocidad y defensa y, sobre todo, dar descanso a Artis Gilmore.[2]

Wallace-Bryant (1)

Sin embargo, no debutaría en la NBA hasta el año siguiente, en 1983, tras su paso por Cantú cuando Gilmore ya se había ido del equipo de Illinois. Cuando llegó en 1983, ya allí estaba Quintin Dailey, su compañero en la Universidad, que había sido elegido en la séptima posición en su mismo draft. Bryant llegó a unos Bulls pre Jordan que solo ganaron 27 partidos ese año. El equipo había tenido una época exitosa en los 70 con Dick Motta en los banquillos, pero el salto al Este no le había venido bien pese a la presencia de Artis Gilmore. Orlando Woolridge y Quintin Dailey eran los anotadores de este equipo, mientras que el juego interior era cosa de Greenwood y Corzine. Bryant no jugó mucho, apenas 317 minutos repartidos en 29 partidos, pese a lo cual firmaba unos promedios de 4 puntos y 3 rebotes.

Bryant tuvo la mala suerte de no poder jugar con Michael Jordan. El de Torrejón fue traspasado en verano de 1984 a Dallas Mavericks a cambio de un pick futuro en 1986. Con los Mavs se asentó en la rotación. Jugó 56 partidos ese año, 35 de ellos como titular en los que aportó 3 puntos y 4 rebotes. Bryant era el cuarto jugador de la rotación interior tras Jay Vincent, un joven Sam Perkins y Kurt Nimphius. Pero sin duda los líderes de este equipo eran los exteriores Rolando Blackman y Mark Aguirre. Bryant tuvo la oportunidad de jugar ese año los Playoffs con el equipo tejano. Tan solo fueron 36 partidos repartidos en dos partidos en la eliminatoria de primera ronda ante Portland Trail Blazers que perdieron 1-3. En el equipo de Oregón destacaban por aquel entonces Kiki Vandeweghe, Clyde Drexler o Mychal Thompson.

La temporada siguiente, la 1985/1986 sería la última de Wallace Bryant en la NBA. El pívot solo jugó 9 partidos con Dallas al principio de la temporada, eso sí 8 de ellos como titular, aportando 3 puntos y 4 rebotes. Sin embargo, en noviembre de 1985 era cortado por la franquicia tejana. En enero logró el que sería su último contrato en la NBA, con Los Angeles Clippers. Con ellos jugó solamente 8 partidos con una actuación discreta, en un equipo que, para variar, iba a la deriva.

Tras ser cortado por el equipo angelino volvería a Europa. Pero esa es otra historia.

[1] http://www.chicagotribune.com/suburbs/post-tribune/sports/ct-ptb-john-mutka-column-st-0302-20150301-story.html

[2] Chicago Tribune, 4 julio 1982.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s